ESTE BLOG SE CIERRA DEFINITIVAMENTE. PUEDES SEGUIRME EN: www.benitocastro.com

10.8.06

Tres cosas tiene el trabajo. Artículo

El horizonte del trabajo se presenta, como siempre, confuso. Es cierto que los modos y maneras cambian pero, en lo esencial, hay puntos claves que no se modifican. Parecen eternos. La aplicación, por ejemplo, de las nuevas tecnologías, el uso del correo electrónico y el máximo exponente del nuevo paradigma, el teletrabajo, no han servido para cambiar el medular asunto del laboro.

Desde mi punto de vista, tres cosas hay en la vida laboral o profesional que merecen la pena ser tenidas en cuenta. Y no, no hablo de salud, dinero y amor. No. Estas otras tres claves son: la capacidad de trabajo, el don para relacionarse y el factor suerte. Cualquiera de estos tres factores es necesario, aunque lo deseable es conseguir una mezcla oportuna de todos ellos.

Existe, eso sí, una relación establecida entre estas tres fuerzas, un proceso en el que la capacidad de trabajo es el eje básico, que demanda en segundo lugar del don de saber relacionarse y que deja en tercer puesto al factor más incontrolable de todos: la suerte. Este factor, a pesar de todo, tiene una cierta contingencia, como trataremos de explicar más abajo.

El ser trabajador es una condición importante. Es la primera. Puede ser cierto que una persona, sin trabajar, alcance el éxito, pero es raro, o es un éxito que no se sostiene. Imponerse a la falta de ganas o de motivación es un requisito fundamental a la hora de querer progresar profesionalmente.

Por el contrario, engancharse al esfuerzo del trabajo, lo que los anglosajones llaman ser workalcoholic, no es recomendable. Como casi siempre, la justa tensión entre las fuerzas que marcan la vida es el objetivo a alcanzar. Y finalmente tenemos la necesidad de ser felices que, inevitablemente, hay que hacer confluir con la obligación de trabajar, así que se impone eso de ser feliz trabajando.

La capacidad de relacionarse es el segundo escalón. No basta solo con trabajar. Se tiene que saber que trabajamos. Para ello, es esencial eso del automarketing. Y la venta de uno mismo debe ser realista. Uno hace lo que hace, y una consecuencia de la tarea realizada es la comunicación a los demás de esta misma tarea. Ese ser realista en el desempeño no debe estar reñido con la simpatía y con la intención de convencer a aquellos que nos juzgan, nuestros jefes.

Y finalizamos con la suerte, factor que no controlamos en absoluto: la encontramos o no la encontramos. Es una fuerza ligada al destino, da igual si está escrito o no. Pero el tener suerte (o lo contrario) depende de una variable que sí es controlable: estar o no estar. La suerte no va a venir a llamarnos a la puerta de casa si nos quedamos todo el día encerrados en ella. Así, podríamos establecer un cierto cálculo: a más presencias en el entorno donde se cuece una opción profesional, más probabilidades de conseguir algo.

Siendo este escrito una simple estructuración de una serie de observaciones vitales, quiero aclarar que no pretendo sentar cátedra. Ni se me ocurre. Estoy seguro de que habrá más factores que influyan, pero —si quieren— venía bien eso del trabajo, la relación y la suerte que son tres, como los huecos vacíos que dejaban en este artículo la salud, el dinero y el amor que, esas sí, son las tres cosas que hay en la vida.

3 comentarios:

FerN dijo...

A mí, en el primer factor, me parece que cuenta siempre mucho la motivación.
Cuanto mayor conciencia de la "alienación" del trabajo, mayor dosis de motivación necesaria. Para la capacidad, para ser "trabajador", se necesita la motivación. Llámale pasta, o desarrollo personal, o buen rollo.

Cristhian Caiza Niama dijo...

Me parece muy bien lo que dices. Yo añadiría la persistencia, que puede estar tácitamente metida en la motivación pero que también puede ir paralela. Hay que ser persistente, si se cae hay que levantarse y si no hay el reconocimiento esperado al trabajo del momento hay que seguir adelante porque éste un día llegará. Hablo por experiencia y vaya que es así.

Blogocorp dijo...

Estoy de acuerdo, Cristhian, la persistencia, la perseverancia y la constancia son esenciales. Al menos eso me gusta pensar, que quien es constante y perseverante acaba consiguiendo alcanzar su meta.

Mi lista de blogs

Etiquetas

Posterous - The place to post everything. Just em

CONOCE MI NUEVO BLOG

Mi perfil

Mi foto
Spain
Comunicador y periodista.

Comucor en Wikio

Wikio – Top Blogs